Llegó la hora de almorzar cerca al trabajo

Los tiempos han cambiado. Cada día son más los empleados de Ibagué que prefieren almorzar cerca de su sitio de trabajo, o incluso en la oficina, en lugar de desplazarse hasta su casa a descansar un rato y hasta tomar una siesta.

Este cambio en la rutina de los ciudadanos es el resultado de algunos problemas de movilidad que afronta la capital tolimense con los continuos embotellamientos que se presentan en corredores vialescomo la avenida Ambalá, la carrera Quinta y la avenida Pedro Tafur, unos de los más concurridos.

Y es que para un trabajador que labora en el centro de la ciudad y reside en barrios alejados de este sector, como el Topacio, Ambalá, Ciudadela Simón Bolívar, entre otros, resulta tedioso hacer un recorrido de más de 30 minutos hasta su casa a mediodía.

Por esta razón, muchos empleados han preferido empacar sus alimentos y consumirlos en la oficina, y otros han optado por comprarlos en restaurantes aledaños a sus sitios de trabajo.

No obstante, en entidades como la Cámara de Comercio de Ibagué los funcionarios encuentran una opción tal vez más confortable. Se trata de un comedor dentro de las instalaciones de la compañía en donde los empleados pueden consumir su almuerzo, compartir con sus compañeros y luego retomar sus tareas.

Dora Mireya Sánchez es una de las trabajadoras que decidió, hace más de un año, no regresar a su vivienda al mediodía. De acuerdo con ella, esta determinación ha mejorado su calidad de vida y le da más tranquilidad.

“Decidí almorzar en la oficina debido a que los trancones en hora pico se incrementan y no me alcanza el tiempo para llegar a mi casa, entonces prefiero traer el almuerzo. Después de comer, doy una vuelta o tomo una siesta en la oficina”, cuenta la funcionaria.

Asimismo, Luisa Victoria Reyes afirma que prefiere quedarse al mediodía en la entidad porque si se desplaza hasta su casa, en el barrio Topacio, llega tarde a trabajar. De igual manera, señala que esto le ahorra el estrés que generan las vías congestionadas.

“Llevo 10 años almorzando en el centro. Durante un año iba a almorzar a mi casa pero siempre me cogía la tarde. Siempre encontraba un trancón bajando y subiendo por la carrera Quinta y no me daba el tiempo de volver a la empresa a la hora señalada. Por eso decidí no volver a ir hasta mi casa”, dice Luisa.

Pero ellas no serían las únicas beneficiadas. Blanca Ligia Sierra, una extrabajadora de esta empresa, es la encargada de venderle el almuerzo a cerca de 12 personas en esta entidad, por un valor de $5.500.

“Lo hago porque a ellas no les alcanza el tiempo para ir hasta la casa. Aquí almuerzan, descansan, dan una vuelta en el centro, se relajan un poquito y de paso tengo mi negocio. Todos los días les traigo algo diferente para no aburrirlos y ellos me pagan quincenalmente “, manifiesta la señora.

Por su parte, Óscar Castro es uno de los empleados que aún opta por dirigirse hasta su vivienda, ubicada en el barrio Calarcá, en su motocicleta.

“Como la entidad me da hora y media para almorzar, alcanzo a hacer la siesta que considero importante para rendir en el trabajo en la jornada de la tarde. Como voy en moto no me afectan tanto los trancones”, expresa el empleado.

Una tendencia que continuará

Frente a este tema, el coordinador del programa ‘Ibagué Cómo Vamos’, Edwin Martínez, indicó que según los resultados de este informe, factores como el estado de las vías y el poco espacio en las mismas para transitar, han motivado a las personas a no desplazarse hasta su casa en la hora de almuerzo.

“Una combinación entre los problemas del estado de las vías y los de movilidad por la insuficiencia de vías, sumado al hecho de que el nivel de ingreso de un porcentaje significativo de la población mejora, crea el estímulo para que muchas personas en lugar de ir hasta su casa a almorzar, terminen decidiendo almorzar cerca a sus sitios de trabajo”, explicó Martínez.

De igual manera, afirmó que esta tendencia continuará aumentando debido a que aún no se han implementado estrategias significativas que descongestionen las vías en Ibagué.

“Yo creo que esta es una tendencia que se va a fortalecer. No solamente por los problemas directamente relacionados con la movilidad, sino por la misma expansión urbana de la ciudad”, concluyó el coordinador.

0 Comentarios

Deja un Comentario