Mercado laboral

En el presente documento se realiza un análisis de coyuntura del mercado laboral en la ciudad de Ibagué para el año 2016, comparado con el año 2015. En la primera parte se analiza la estructura laboral de la ciudad, así como los cambios que se presentaron del 2015 al 2016. Posteriormente se presenta el comportamiento del desempleo, la tasa general de participación y la tasa de ocupación, comparando la situación de la ciudad con las de las otras 13 principales ciudades del país. Por último, se presentan las estadísticas relacionadas con la calidad del empleo: el subempleo y la informalidad. Los datos empleados provienen de la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) realizada por el DANE.

Estructura Laboral de la Ciudad

Tradicionalmente la estructura laboral de una ciudad, o un país, suele representarse dividiendo la población total en determinadas categorías, claramente definidas. En el esquema 1 se presentan estas categorías, así como la cantidad de personas dentro de cada una de ellas, para la ciudad de Ibagué, durante el año 2016.

Para ese año la población total en la ciudad se estimaba en 528 mil personas de las cuales 427 mil se encontraban en edad de trabajar (con 12 años o más). De estas personas 285 mil participaban del mercado laboral (se clasifican como población económicamente activa o PEA) y 141 mil no participan del mercado laboral (estudiantes, amas de casa, entre otros). De las personas que participan del mercado laboral, 247 mil se encontraban ocupadas y 37 mil se encontraban en situación de desempleo. Por último, de las personas ocupadas el 42,7% tenían empleos formales (104 mil) y el restante 57,2% se encontraban en la informalidad (143 mil).

En lo relativo a la distribución del empleo según rama económica en el esquema 2 se observa que la mayor parte de las personas ocupadas laboraban en el sector de comercio, hoteles y restaurantes (35,9%) y servicios comunales, sociales y personales (21,4%). Ambas concentraron el 57,3% del empleo de la ciudad.

Por su parte, en lo relacionado a la distribución del empleo según posición ocupacional, el esquema 3 nos muestra que la mayor parte de las personas ocupadas en Ibagué en 2016 fueron obreros o empleados particulares (42,8%) y trabajadores cuenta propia (39,8%). Ambas categorías agrupaban el 82,6% de las personas empleadas. Los asalariados de distinto tipo (en el sector público o privado) representaron el 50,7% del empleo; por su parte los patronos o empleadores representaron el 5,1% de la ocupación de la ciudad.

Variaciones en la Estructura Laboral

Para el año 2016 la estructura laboral de Ibagué presentó, frente al 2015, algunas variaciones de importancia (ver tabla 1). En primer lugar, aumentó en 9 mil el número de personas que no participaban del mercado laboral, principalmente por un aumento de las personas dedicadas a realizar oficios domésticos no remunerados, 10 mil personas más, y de manera secundaria por un incremento en la población estudiantil no trabajadora.

En segundo lugar, se presentó unadisminución de la población que participa del mercado laboral, así como de las personas ocupadas.Para el año 2016, en comparación con el 2015, hubo 4.515 ocupados menos en la ciudad. La principal disminución de los ocupados se presentó al interior de los trabajadores formales (3.463 empleos formales menos).

Como se observa en la tabla 2 esta disminución de la ocupación se presentó principalmente en la rama de servicios comunales, sociales y personales que pasó de tener, en 2015, 59 mil empleados a tener 52 mil en 2016. Esta pérdida de un poco más de 6 mil empleos se vio, en parte, compensada por un incremento del 4,9% en el empleo industrial (1.516 empleos nuevos generados).

Respecto a las variaciones en el empleo, según posición ocupacional,la tabla 3 nos muestra que las categorías en las cuales se presentaron mayores disminuciones fueron en empleado doméstico, trabajador familiar sin remuneración y trabajador cuenta propia.

Empleo y Desempleo

Para el año 2016 la tasa promedio anual de desempleo fue de 13,2%, siendo la segunda tasa de desempleo más alta dentro de las 13 principales ciudades del país (ver esquema 4), solo superada por la ciudad de Cúcuta que presentó una tasa de desempleo de 15,4%. Para el mismo periodo la tasa de desempleo de las 13 principales ciudades se ubicó 3,2 puntos porcentuales por debajo de la tasa de desempleo de la capital del Tolima. La ciudad con menor tasa de desempleo fue Barranquilla con 8,3%.

Respecto a la tasa de desempleo trimestral el esquema 5 muestra el comportamiento de la misma para la ciudad de Ibagué en los años 2015 y 2016. Se observa que en los últimos dos trimestres del 2016 la tasa de desempleo de la ciudad fue menor, en comparación con los mismos periodos del año inmediatamente anterior. Para el trimestre móvil diciembre (2016)-febrero (2017) la tasa de desempleo de la ciudad fue del 13,6%, siendo la segunda ciudad con mayor desempleo en ese periodo, pero presentando una menor tasa en comparación con el periodo diciembre (2015) – febrero (2016) cuando la tasa de desempleo en Ibagué fue de 16,1%.

Tradicionalmente el mercado laboral presenta fuertes sesgos de género. Las mujeres presentan mayores tasas de desempleo (y menor participación en el mercado laboral) que los hombres. Para el año 2016 la tasa de desempleo anual promedio de las mujeres ibaguereñas ascendió al 15,5%, mientras en los hombres fue del 11,6%. En el esquema 6 se observa que las tasas de desempleo para las mujeres y los hombres en Ibagué fueron mayores que los presentados en el conjunto de las 13 principales ciudades del país.

En la tabla 4 se muestran las variaciones, en puntos porcentuales, de las tasas de desempleo según sexo, para Ibagué y las 13 principales ciudades. Se observa que, para la ciudad de Ibagué, las mujeres presentaron la mayor variación en la tasa de desempleo con un incremento en 0,7 puntos porcentuales, pasando del 14,8% al 15,5%. En contraste, la tasa de desempleo de los hombres sólo aumentó 0,2 puntos porcentuales, pasando del 10,8% al 11,0%.

Oferta Laboral (Tasa Global de Participación)

Generalmente el mercado laboral se analiza como si fuera un mercado de cualquier bien, con una oferta y demanda. La oferta estaría determinada por la cantidad de personas que desean encontrar trabajo y la demanda por la cantidad de personas (u horas de trabajo) que las empresas desean contratar.

La tasa global de participación (TGP) es un indicador que se usa como aproximación a la demanda laboral y consiste en la “relación porcentual entre la población económicamente activa y la población en edad de trabajar. Este indicador refleja la presión de la población sobre el mercado laboral” (DANE, 2017).

Para el año 2016 la TGP promedio anual en la ciudad de Ibagué fue de 66,8% ubicándose ligeramente por debajo el promedio de la TGP de las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas del país que fue del 67,5% (ver esquema 7). La ciudad con mayor TGP fue Bogotá con un 70,8% y la menor fue Cartagena con un 59,2%.

Sobre los sesgos de género en la TGP, la tabla 5 muestra que la participación de las mujeres en el mercado laboral es menor que los hombres. Para el año 2016 la TGP en las mujeres Ibaguereñas fue del 60,7%, mucho menor que en los hombres, donde se ubicó en 73,6%. En comparación con el año 2015 la TGP de las mujeres en la ciudad disminuyó 2,1 puntos porcentuales. Este hecho se relaciona con el incremento en la población no participante en el mercado laboral, bajo la modalidad de personas dedicadas a “oficios del hogar” (ver tabla 1).

Demanda Laboral (Tasa de Ocupación)

La tasa de ocupación (TO) es un indicador que se aproxima a la demanda laboral: “Es la relación porcentual entre la población ocupada (OC) y el número de personas que integran la población en edad de trabajar (PET)”. Para el año 2016 la TO promedio anual para Ibagué fue de 58%, ubicándose por debajo de la TO de las trece áreas que fue de 60,7 (ver esquema 8). Dentro de las 13 principales ciudades y áreas metropolitanas la mayor TO, 64,2%, se presentó en Bogotá y la menor, 53,7%, en Manizales.

La tasa de ocupación también presenta sus propios sesgos de género. Para el año 2016 la TO de las mujeres en Ibagué fue del 51,2% mientras que en los hombres fue del 65,4%. En la tabla 6 se observa, además, que para el periodo 2015-2016 hubo una disminución en la TO de las mujeres y hombres, pero en el caso de las mujeres fue mayor (2,4 puntos porcentuales). Se observa así mismo que la disminución en la TO en Ibagué, para ambos sexos, fue mayor que la variación de la TO en las 13 principales ciudades.

Informalidad y Subempleo

De acuerdo con el DANE los ocupados/as se consideran informales cuando se encuentran en alguna de las siguientes situaciones:

  1. Los empleados particulares y los obreros que laboran en establecimientos, negocios o empresas que ocupen hasta cinco personas en todas sus agencias y sucursales, incluyendo al patrono y/o socio;
  2. Los trabajadores familiares sin remuneración en empresas de cinco trabajadores o menos;
  3. Los trabajadores sin remuneración en empresas o negocios de otros hogares;
  4. Los empleados domésticos en empresas de cinco trabajadores o menos;
  5. Los jornaleros o peones en empresas de cinco trabajadores o menos;
  6. Los trabajadores por cuenta propia que laboran en establecimientos hasta cinco personas, excepto los independientes profesionales;
  7. Los patrones o empleadores en empresas de cinco trabajadores o menos;
  8. Se excluyen los obreros o empleados del gobierno.

Para el año 2016 (ver esquema 9) el porcentaje de personas ocupadas en situación de informalidad en la ciudad de Ibagué ascendió al 57,9%, ubicándose como la cuarta ciudad del país con mayor tasa de informalidad (por debajo de Cúcuta, Montería y Pasto) y por encima de la tasa de informalidad de las trece ciudades que fue del 47,5%. En ese mismo periodo la ciudad con menor tasa de informalidad fue Manizales con un 41,7%.

 

Informe de calidad de vida – Mercado Laboral

VER INFORMES

2008 – 2011

2009 – 2010

2012

2013