Educación

La educación es un factor fundamental para garantizar la calidad de vida de los habitantes de una región, en este sentido diferentes autores indican que la educación contribuye al desarrollo y al crecimiento económico y social sostenible en el largo plazo, debido a que genera competencias que incentivan la productividad, la equidad y además tiene un gran impacto sobre la eficiencia económica (Cárdenas, 2007). Adicionalmente, la Unesco menciona (2007), que la educación puede contribuir a la disminución de las desigualdades sociales, a la superación de las trampas de pobreza y a la movilidad social que permiten una mayor cohesión social y limitan la corrupción y la pobreza en un país. De esta manera, la educación es un elemento fundamental que garantiza en determinada medida la estabilidad política y socioeconómica de una sociedad, además de contribuir a la interacción entre los países permitiéndoles participar en los sistemas sociales y económicos del siglo XXI (UNESCO, 2000 citado por UNESCO, 2007).

Teniendo en cuenta la importancia del sector educativo, el informe de Calidad de Vida analiza los indicadores del sistema educativo de la ciudad de Ibagué para analizar el funcionamiento y la evolución de las tasas de cobertura y la calidad durante los años 2012 a 2016, además el análisis permite indagar el comportamiento del sistema educativo bajo el direccionamiento del alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo que inició su posesión en el año 2016.

Cobertura

 

En primer lugar es importante identificar la población en edad escolar de la ciudad de Ibagué, la cual en el año 2012 fue de 117.006 niños y jóvenes pero para el año 2016 se ubicó en 113.728 niños y jóvenes, evidenciando una desaceleración en la población joven que además es compatible con la reducción de las tasas de crecimiento poblacional en los rangos etarios relacionados con dicha población de la ciudad de Ibagué. En general en el año 2016 se observa que del total de la población en edad escolar 55.731 son mujeres y 57.997 son hombres.

De otro lado respecto a la evolución de la población en edad escolar por nivel educativo entre los años 2012 a 2016, se evidencia que la población en edad de cursar el nivel de secundaria es la que más se redujo pasando de 40.655 jóvenes entre los 11 a 14 años en el 2012 a 38.595 en el año 2016. El número de niños de cinco años correspondientes al nivel educativo de transición presento un aumento pasando de 8.912 niños en el 2012 a 8.950 niños en el 2016. En el mismo periodo de estudio el nivel educativo de primaria (niños entre los 6 a 10 años)que concentra el mayor número de la población en edad escolar total de Ibagué, presento una reducción entre el año 2012 y 2016, pasando de47.172 niños a 46.066 respectivamente. Asimismo la población en edad de cursar media, jóvenes entre los 15 y 16 años, decreció en el año 2016 a 20.117 jóvenes respecto a los 20.267 del 2012.

La evolución de la población en edad escolar desde el año 2012 hasta los años recientes, evidencia desde la óptica de la demanda potencial de matrículas en el sistema educativo, que se debe realizar un esfuerzo por dar cobertura a las necesidades de formación académica de los niños y jóvenes que se encuentran en primaria, debido a que es el nivel educativo que mayor población concentra, y en el nivel de transición por ser el único en presentar una tendencia creciente durante el periodo de estudio.

Además, para el largo plazo la administración municipal necesita dedicar especial importancia a la formación y atención de la primera infancia debido a que en la primera etapa educativa de los niños y niñas se pueden establecer bases sólidas para dar continuidad a la escolarización evitando la deserción escolar e incluso que no accedan al sistema por primera vez. De esta manera mejorar la gestión municipal en el ámbito educativo es fundamental debido a que el alcance de la educación en las diferentes esferas sociales y económicas es muy positivo.

 

Para complementar el estudio a continuación se analiza el comportamiento de las matrículas tanto por tipo de establecimiento como por nivel educativo. A nivel global durante los años 2012 a 2016 la distribución de matrículas por tipo de establecimiento educativo ha venido descendiendo en las instituciones oficiales, particularmente en el año 2012 registraban 76.552 estudiantes matriculados y para el año 2016 la cifra se redujo a 70.800. Sin embargo los establecimientos no oficiales del sector educativo de Ibagué registraron una tendencia creciente pasando de 17.526 estudiantes en el 2012 a 20.855 en el 2016, lo anterior evidencia durante el periodo de estudio la perdida de participación de la matricula educativa oficial en el total de matrículas de la ciudad de Ibagué.

 

 

En este sentido la matricula oficial paso de representar el 81,4% del total en el 2012 a 77,2% en 2016 y en sentido contrario la matricula no oficial aumento su participación de 18,6% a 22,8% durante el mismo periodo de tiempo. Respecto a la situación descrita es de interés conocer las causas que están generando la disminución de las matriculas en el sector educativo público, debido a que la reducción de la población en edad escolar no sustenta en la totalidad el decrecimiento en las matriculas, por ende se deben indagar aquellos factores como la deserción escolar, la repitencia, la calidad educativa, el ambiente escolar y entre otros temas que con base a la literatura se han identificado como obstáculos del proceso educativo de niños y niñas, y además factores que demuestran que las políticas públicas educativas como la formación gratuita no están siento óptimas.

En los años anteriores el Índice Sintético de Calidad Educativa mostró el ítem de calidad educativa dentro de los peor calificados, lo cual argumenta el hecho de que más padres de familia estén haciendo un esfuerzo de asumir un alto costo educativo para obtener una mejorar formación de sus hijos. No obstante la desaceleración económica que está viviendo el país y cada región crearan en el corto y mediano plazo presiones en los hogares para redistribuir sus ingresos y de esta forma puede cambiar la tendencia de crecimiento sostenido de las matriculas en instituciones educativas no oficiales.

 

El análisis de las tasas de coberturas en el sistema educativo de Ibagué también es de gran importancia, concretamente durante los años de estudio 2012 – 2016 se observa que la tasa de cobertura bruta en el nivel de primaria tuvo una evolución creciente pero no significativa al pasar del 92% en el 2012 a 93,1% en 2016, siendo este nivel educativo el único que ha presentado incrementos y el que concentra la mayor parte del total de población en edad escolar. Respecto a los niveles de transición, secundaria y media se aprecia una dinámica de decrecimiento de la cobertura bruta frente a los resultados obtenidos en el año 2012.

Transición viene presentando fluctuaciones muy marcadas en la tasa de cobertura bruta, y en el último año de análisis tuvo un decrecimiento significativo al pasar del 84% en el 2012 a 79,7% en el 2016, la situación anterior es preocupante teniendo en cuenta que la población de niños y niñas en edad escolar que está aumentando es la relacionada con dicho nivel educativo (0 a 5 años), poniendo en contraste que la administración pública no ha logrado vincular al sistema escolar todos los niños y niñas de Ibagué a pesar de que a partir del 2009 el Concejo Municipal[1] de Ibagué determinó la política de gratuidad educativa en los niveles de preescolar y básica primaria para los niños, niñas y adolescentes pertenecientes a los niveles 1 y 2 del SISBEN o a los estratos 0, 1 y 2.

Asimismo se debe resaltar que ninguno de los niveles educativos logra una cobertura bruta del 100%, lo cual es negativo, teniendo en cuenta que la cobertura bruta incluye a los niños que se encuentran en la edad óptima para cursar cada nivel educativo, así como aquellos niños que se encuentran en extraedad.

 

 

La evolución de la tasa de cobertura bruta para los niveles de secundaria y media manifestaronun crecimiento en el año 2014 llegando al 87,7% y al 50% respectivamente, no obstante esa tendencia cambio en el año 2015 y 2016. Llegando en el último año en mención a ubicarse en 85,4% el nivel de secundaria, y media a 43,1%. De aquí llama la atención el nivel de secundaria debido a que la proyección poblacional para este nivel educativo es el que más se ha reducido y por ende la tasa de cobertura bruta podría aumentar, sin embargo está decreciendo y puede estar influenciado por otros factores escolares y no escolares que interrumpen la continuidad educativa y la correcta finalización de un proceso académico que es requisito para avanzar hacia otros niveles educativos de mayor especialización.

 

 

Los datos de cobertura bruta por sexo del año 2016 evidencian que es mayor la tasa para las mujeres (81,7%) que la de los hombres (79,5%), una dinámica que se ha sostenido durante los últimos años y representa la mayor participación de la población femenina sobre el total. Además el hecho de que los hombres tengan más presión en las familias de escasos recursos para participar en el mercado laboral, dada las restricciones económicas, sustenta también el por qué participan en menor proporción del sistema educativo.

Por otra parte al analizar el comportamiento de la tasa de cobertura neta; que cuantifica el número de niños y jóvenes que están matriculados en el nivel educativo correspondiente a su edad, se encuentra que en el año 2014 hubo un incremento generalizado de la tasa pero este comportamiento no continuo y tampoco se sostuvo, mostrando por el contrario una caída que para el año 2016 no se superó, particularmente el nivel de transición paso de una tasa de cobertura neta de 60,9% (2014) a 49,6% (2016), primaria de 81,5% en el 2014 a 77,6% en el 2016, secundaria de 73,5% a 67,5% y media de 43,8% a 41,5%, lo anterior refleja la realidad bajo la cual debe trabajar la nueva administración municipal para que la ciudad de Ibagué logre el objetivo de ampliar la cobertura educativa y aplique las políticas públicas en materia de estudio para los niños, niñas y jóvenes. No es lógico que ante un proceso de transición demográfica la formación educativa de los Ibaguereños se vea reducida.

 

 

Finalmente al analizar las tasas de cobertura neta por sexo y contrastarlas con la evolución de la población en edad escolar, se encuentra que durante en el año 2016 la cobertura neta aumento tanto para hombres como para mujeres, sin embargo la cobertura neta de mujeres fue mayor llegando la tasa al 67,6% y la de hombres se ubicó en 63,6%. De los datos se puede entrever que hubo un cambio positivo pero no representativo si se considera que la tasa de cobertura neta cuantifica la población que está estudiando en el nivel escolar acorde a su edad, por lo que se concluye que tan solo un porcentaje superior al 50% se encuentra estudiando en el nivel adecuado, contrastando así las dificultades impuestas por la deserción escolar, extraedad y otros factores que limitan la correcta formación educativa de niños, niñas y jóvenes.

 

Calidad educativa

 

Un aspecto importante para el análisis de la calidad de vida de una ciudad es el estudio de la calidad de la educación, por tal motivo en el siguiente apartado se indaga sobre el tema, suponiendo que el cálculo de la calidad educativa se vincula a variables relacionadas con el desempeño de los niños y jóvenes en las pruebas Icfes saber y Saber 11, debido a que el Ministerio de Educación Nacional hace especial énfasis en dichos exámenes para evaluar la evolución de la calidad educativa.

De esta manera en el presente Informe de Calidad de Vidase elabora el análisis de los resultados de las distintas pruebas para los grados noveno y once. En el caso de las pruebas de educación secundaria, se hace hincapié en los resultados en las áreas de Lenguaje y Matemáticas, orientados por la premisa según la cual las competencias o habilidades en estas áreas resultan vitales para el desarrollo de las competencias o habilidades en otras disciplinas. No obstante, para el caso de la educación media (las pruebas saber 11) se analizan todas las áreas con el fin de tener un panorama más amplio acerca de qué tan preparados se encuentran los estudiantes de último grado para acceder a la vida universitaria, es decir, a la educación superior. Por último, es importante señalar que se van a comparar los resultados entre 2015 y 2016, dado que a partir del año 2014 la estructura de la prueba cambió, y por ende no es eficiente contrastar la información con periodos anteriores. Además se estudiará la evolución del Índice Sintético de Calidad Educativaque busca incorporar otras variables al análisis de la calidad.

 

Icfes Saber 9º

Las pruebas realizadas a los estudiantes de noveno grado de la ciudad de Ibagué en los años 2015 y 2016, tuvieron como resultado en el área de lenguaje un incremento en el nivel satisfactorio de desempeño al pasar de 41% en el 2015 al 48% en 2016, y además el incremento se derivó de una reducción en las dos últimas categorías de insuficiente y mínimo, pero continua la misma participación del 7% en desempeño avanzado de aquellos jóvenes que se presentaron en los años de estudio.

De acuerdo al tipo de establecimiento la información recolectada de los resultados de noveno grado en Lenguaje entre 2015 y 2016, evidencian que la mayor problemática de desempeño se encuentra en el sector oficial y aún más en el sector oficial rural que en el año 2015 ubicó tan solo al 2% en categoría avanzada y en el 2016 no hubo estudiantes que calificaran dentro de dicho rango. Contrario al sector no oficial que hizo que el 18% de sus estudiantes en el año 2015 se ubicara en categoría avanzado y el 14% en el 2016, esta última cifra representa una reducción frente al año inmediatamente anterior y no es una situación positiva pero si vale la pena destacar que es el sector no oficial el que mejores resultados de desempeño obtiene en el área de Lenguaje. Otro aspecto que vale la pena destacar es el alto porcentaje de estudiantes con desempeño insuficiente en el área de Lengua en el sector oficial rural, concretamente en el año 2015 fue del 24% y en el año 2016 se redujo a 16%, pero continua siendo el de mayor participación en dicho nivel de desempeño, asimismo se evidencia que más del 50% de los estudiantes del sector oficial rural obtienen resultados en el ámbito de estudio entre el nivel de desempeño insuficiente y mínimo.

De acuerdo al tipo de establecimiento la información recolectada de los resultados de noveno grado en Lenguaje entre 2015 y 2016, evidencian que la mayor problemática de desempeño se encuentra en el sector oficial y aún más en el sector oficial rural que en el año 2015 ubicó tan solo al 2% en categoría avanzada y en el 2016 no hubo estudiantes que calificaran dentro de dicho rango. Contrario al sector no oficial que hizo que el 18% de sus estudiantes en el año 2015 se ubicara en categoría avanzado y el 14% en el 2016, esta última cifra representa una reducción frente al año inmediatamente anterior y no es una situación positiva pero si vale la pena destacar que es el sector no oficial el que mejores resultados de desempeño obtiene en el área de Lenguaje. Otro aspecto que vale la pena destacar es el alto porcentaje de estudiantes con desempeño insuficiente en el área de Lengua en el sector oficial rural, concretamente en el año 2015 fue del 24% y en el año 2016 se redujo a 16%, pero continua siendo el de mayor participación en dicho nivel de desempeño, asimismo se evidencia que más del 50% de los estudiantes del sector oficial rural obtienen resultados en el ámbito de estudio entre el nivel de desempeño insuficiente y mínimo.

De otro lado, en el área de matemáticas se evidencia que el desempeño insuficiente es más alto que en lenguaje, de lo cual se puede concluir que en esta área de estudio los niños, niñas y jóvenes tienen mayores dificultades de aprendizaje. En general si suman los valores correspondientes a los niveles de desempeño insuficiente y avanzado en el año 2015 el 70% de los estudiantes se ubicó en esta posición y en el año 2016 el 64%, la reducción en el último año de estudio se relaciona con un aumento en los niveles de satisfactorio (29%) y avanzado (7%), lo cual es positivo pero permite entrever la necesidad de mejorar el sistema de formación académica y seguimiento a los estudiantes durante el proceso académico.

De otro lado, en el área de matemáticas se evidencia que el desempeño insuficiente es más alto que en lenguaje, de lo cual se puede concluir que en esta área de estudio los niños, niñas y jóvenes tienen mayores dificultades de aprendizaje. En general si suman los valores correspondientes a los niveles de desempeño insuficiente y avanzado en el año 2015 el 70% de los estudiantes se ubicó en esta posición y en el año 2016 el 64%, la reducción en el último año de estudio se relaciona con un aumento en los niveles de satisfactorio (29%) y avanzado (7%), lo cual es positivo pero permite entrever la necesidad de mejorar el sistema de formación académica y seguimiento a los estudiantes durante el proceso académico.

  • Saber 11

En el año 2015 se evidencia que el comportamiento de las instituciones educativas en las pruebas saber 11 es un poco más positivo en las entidades privadas o no oficiales que en las públicas, esta situación se ha convertido en una tendencia en la que los órganos públicos y todas las entidades encargadas de direccionar la actividad educativa deben concentrarse para determinar y mejorar los factores que afectan el progreso de los estudiantes hacia una formación que cumpla con los estándares de calidad necesarios para que los jóvenes y las adolescentes continúen con éxito en el proceso académico. Específicamente las personas que estudian en colegios oficiales son quienes en su mayoría requieren de un beneficio económico para realizar un pregrado, por ende son quienes mejores resultados deberían buscar en las pruebas de desempeño del Estado con el objetivo de percibir becas que optimicen a largo plazo su calidad de vida y la de su núcleo familiar.

Además llama la atención el hecho de que las mayores diferencias en el año 2015 estuvieron entre los resultados del área de inglés y matemáticas, al pasar respectivamente de 50,24% a 55,30% y en matemáticas de 49,98% a 54%, una situación que también se ha convertido en una constante pero que parece ser discriminada al no tener actividades enfocadas a solucionar dicha problemática.

Durante el año 2016 por tipo de establecimiento educativo continuo la tendencia de tener el sector privado (no oficial) mejores resultados en las pruebas Saber 11 que las instituciones educativas públicas (oficiales), en general se encuentra que en todas las áreas evaluadas los colegios públicos tienen resultados inferiores a los privados. Por ejemplo llama la atención que en inglés obtuvieron un puntaje promedio de 57,17% los colegios privados y los públicos de 52,23%, siendo esta el área en la cual se tiene más diferencia en el año 2016 y en segundo lugar esta matemáticas con 54,72% y 51,11% respectivamente.

Al comparar el desempeño en las pruebas entre los años 2015 y 2016 se observa que en los colegios oficiales hubo un leve aumento en los resultados de desempeño de la prueba Saber 11, especialmente en el área de ciencias naturales se presentó el mayor aumento al pasar del 50,88% a 53,49%. No obstante es importante mencionar que generar cambios positivos en las prueba Saber 11 es posible, sin embargo el comportamiento del año 2014 al 2015 fue de disminución de los resultados.

En los colegios no oficiales o privados de la ciudad de Ibagué, las pruebas saber 11 evidencian que entre los años de estudio 2015 y 2016 hubo un aumento al igual que en los colegios públicos, pero en este sector las áreas que tuvieron una mejoría fueron lectura crítica al pasar de 52,58% a 55,33% y ciencias naturales con 53,71% en 2015 y 56,54% en el 2016.

Informe de calidad de vida – Educación

VER INFORMES

2008 – 2011

2009 – 2010

2012

2013